Estados Unidos y Alemania autorizan a Ucrania el uso de sus armas para atacar objetivos en Rusia

Estados Unidos y Alemania autorizan a Ucrania el uso de sus armas para atacar objetivos en Rusia

ESTADOS UNIDOS-.La ofensiva rusa en Járkov dura ya tres semanas. En las últimas horas los ataques han dejado tres muertos y 23 heridos en la zona. Ante la envergadura del asalto del Kremlin, Ucrania había solicitado reiteradamente autorización para utilizar armas occidentales que permitan golpear a distancia el territorio ruso. Estados Unidos y Alemania dieron luz verde.

Frente a su negativa inicial, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, decidió levantar las restricciones y autorizar a Ucrania a usar las armas estadounidenses contra objetivos en territorio ruso. Pero solo en la región de Járkov, asediada por las tropas del Kremlin desde principios de mayo.

La noticia fue dada por un funcionario estadounidense bajo condición de anonimato. Sin embargo, este precisó que la decisión se limita a la zona cercana al frente y no más allá. Además, la Casa Blanca sigue oponiéndose al uso de misiles de largo alcance suministrados por Estados Unidos.

Este giro de Biden se da después de semanas de negociaciones entre miembros de su gobierno ante el continuo avance de la ofensiva rusa en la región de Járkov, en el noreste de Ucrania.

De hecho, había sido sugerido el miércoles por el Secretario de Estado, Anthony Blinken, durante una visita en Moldavia. A su juicio, «las condiciones cambiaron, el campo de batalla ha cambiado, Rusia ha cambiado la forma en que lleva a cabo su agresión, nos hemos adaptado y ajustado y estoy convencido de que seguiremos haciéndolo», precisó Blinken.

Esta decisión es avalada por la OTAN, que presiona a los países occidentales a levantar las restricciones que, según su secretario general, «atan de manos a los ucranianos».

Rusia, por su parte, critica a la Alianza Atlántica por lanzar «un nuevo ciclo de escalada».

Alemania también da su fuego verde

Este viernes por la mañana, Alemania, que hasta entonces se había resistido a la idea, autorizó finalmente el uso de armas alemanas contra objetivos militares en Rusia, tras un anuncio del portavoz del Canciller Olaf Scholz.

«Ucrania tiene derecho, garantizado por el derecho internacional, a defenderse de estos ataques. Para ello, también puede utilizar las armas previstas a tal fin, incluidas las que hemos suministrado», declaró Steffen Hebestreit en un comunicado.

El Presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, también anunció el viernes que se encontraba en Suecia para solicitar a sus cinco aliados nórdicos más armamento para contrarrestar la ofensiva rusa. «Nuestras principales prioridades son conseguir más sistemas de defensa aérea para Ucrania, proyectos conjuntos en la industria de defensa y armas para nuestros combatientes, así como los esfuerzos globales para obligar a Rusia a hacer la paz», declaró el Presidente en las redes sociales.

elperiodiquito

NOTICIAS RELACIONADAS

Por primera vez, países de diversos horizontes y representando a todas las regiones del mundo han expuesto sus distintas visiones y preocupaciones frente a la guerra en Ucrania, en una cumbre internacional dedicada a reunir ideas sobre como embarcar a Rusia en negociaciones de paz.  El riesgo nuclear que tanto inquieta a Japón, la crisis alimentaria vivida en África por la interrupción de las exportaciones de cereales de Ucrania y de fertilizantes de Rusia, el aumento de los costes de las importaciones en Latinoamérica y la amenaza existencial que para los europeos representa esta guerra han salido a relucir en las intervenciones de una treintena de líderes políticos que acudieron a la cumbre celebrada en Suiza.  PLANTEAN SALIDAS   Cada quien -desde la perspectiva de su situación geográfica, de sus lazos comerciales o económicos con Ucrania o Rusia y de sus propias historias de conflictos y colonialismo- ha planteado cómo ven la salida de esta conflagración, que ha dejado decenas de miles de muertes entre las fuerzas combatientes y varios miles en la población civil.  INTERÉS ESTRATÉGICO PARA TODO EL MUNDO  Estados Unidos ha vuelto a garantizar a Ucrania que seguirá a su lado, apoyándola económica y militarmente, reconociendo que «una paz justa» en Ucrania representa un «interés estratégico» no solo para Washington, sino también para el resto del mundo.  En esa línea, la vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, ha indicado que la propuesta lanzada en las últimas horas por el presidente ruso Vladímir Putin -relativa a que aceptaría un alto el fuego si Ucrania se retira por completo de los territorios que Moscú ocupa ilegalmente- demuestra «que él no busca negociar, sino una rendición» de los ucranianos.  POLÍTICOS ADVIERTEN DE AMBICIÓN DE RUSIA  La cumbre, que contó con una participación masiva de países europeos, fue convocada por Suiza a petición del presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, quien ha apelado a la multilateralidad y a la unidad global en torno a los principios de la Carta de Naciones Unidas para poner fin a la guerra y lograr una “paz justa”.  Los líderes políticos europeos han coincidido, de una u otra manera, en que no se puede dejar pasar la ambición de Rusia de quedarse con territorio ucraniano, pues la historia ha demostrado que ceder suelo por paz solo aumenta el apetito imperialista y el riesgo de agresiones a otros países.  No obstante, también hubo coincidencia en que no se puede aceptar que esta guerra se prolongue indefinidamente, «porque es peligroso y no es sostenible ni para Ucrania ni para Europa», ha recalcado el canciller alemán.  El primer ministro británico, Rishi Sunak, ha animado a mantener el apoyo incondicional a Ucrania, porque la rendición que espera Putin «nunca ocurrirá», mientras que el presidente francés, Emmanuel Macron, ha considerado igualmente que solo con la ayuda de sus aliados Kiev podrá resistir a la capitulación.  CRISIS ALIMENTARIAS  África denuncia que la guerra ha dado lugar a crisis alimentarias  Por Estonia, la primera ministra Kaja Kallas ha recordado, con una vivencia familiar, que Rusia no ha pasado página a su historia imperialista, que su país sufrió durante medio siglo y de la que su madre, deportada siendo bebé a Siberia, fue una víctima directa.  Del lado latinoamericano, el presidente chileno Gabriel Boric ha defendido que por respeto a la legalidad y no por cuestiones ideológicas hay que estar con Ucrania, pues en esto se está jugando la supervivencia del sistema internacional, mientras que su homólogo argentino Javier Milei ha considerado que la paz está directamente relacionada con el comercio y la prosperidad.  Más sobre el terreno han sido las intervenciones de los mandatarios de Kenia y Ghana, que han recordado que las empobrecidas poblaciones de sus países han sufrido directamente este conflicto por el aumento desmedido del precio de los cereales y de los fertilizantes para las labores agrícolas, lo que ha dado lugar a crisis alimentarias en varias partes de África.  VE APROPIACIÓN ILEGÍTIMA  El presidente keniano William Ruto ha sido el único que hizo una crítica a los países occidentales presentes en la sala, señalando que se habían apropiado de forma ilegítima de los activos rusos y que esto era tan reprensible desde el punto de vista legal como la agresión de Rusia contra Ucrania.  PROPUESTAS PARA REDUCIR RIESGO NUCLEA  La cumbre continua este domingo con mesas redondas en las que los presidentes y delegaciones de un centenar de países intentarán plantear propuestas claras para reducir el riesgo nuclear por esta guerra, encontrar vías para que impacte menos en la seguridad alimentaria y plantear ideas en favor de los prisioneros de guerra y para que los adultos y niños deportados por Rusia a los territorios que controla sean devueltos a Ucrania.   sp-am

Por primera vez, países de diversos horizontes y representando a todas las regiones del mundo han expuesto sus distintas visiones y preocupaciones frente a la guerra en Ucrania, en una cumbre internacional dedicada a reunir ideas sobre como embarcar a Rusia en negociaciones de paz. El riesgo nuclear que tanto inquieta a Japón, la crisis alimentaria vivida en África por la interrupción de las exportaciones de cereales de Ucrania y de fertilizantes de Rusia, el aumento de los costes de las importaciones en Latinoamérica y la amenaza existencial que para los europeos representa esta guerra han salido a relucir en las intervenciones de una treintena de líderes políticos que acudieron a la cumbre celebrada en Suiza. PLANTEAN SALIDAS Cada quien -desde la perspectiva de su situación geográfica, de sus lazos comerciales o económicos con Ucrania o Rusia y de sus propias historias de conflictos y colonialismo- ha planteado cómo ven la salida de esta conflagración, que ha dejado decenas de miles de muertes entre las fuerzas combatientes y varios miles en la población civil. INTERÉS ESTRATÉGICO PARA TODO EL MUNDO Estados Unidos ha vuelto a garantizar a Ucrania que seguirá a su lado, apoyándola económica y militarmente, reconociendo que «una paz justa» en Ucrania representa un «interés estratégico» no solo para Washington, sino también para el resto del mundo. En esa línea, la vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, ha indicado que la propuesta lanzada en las últimas horas por el presidente ruso Vladímir Putin -relativa a que aceptaría un alto el fuego si Ucrania se retira por completo de los territorios que Moscú ocupa ilegalmente- demuestra «que él no busca negociar, sino una rendición» de los ucranianos. POLÍTICOS ADVIERTEN DE AMBICIÓN DE RUSIA La cumbre, que contó con una participación masiva de países europeos, fue convocada por Suiza a petición del presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, quien ha apelado a la multilateralidad y a la unidad global en torno a los principios de la Carta de Naciones Unidas para poner fin a la guerra y lograr una “paz justa”. Los líderes políticos europeos han coincidido, de una u otra manera, en que no se puede dejar pasar la ambición de Rusia de quedarse con territorio ucraniano, pues la historia ha demostrado que ceder suelo por paz solo aumenta el apetito imperialista y el riesgo de agresiones a otros países. No obstante, también hubo coincidencia en que no se puede aceptar que esta guerra se prolongue indefinidamente, «porque es peligroso y no es sostenible ni para Ucrania ni para Europa», ha recalcado el canciller alemán. El primer ministro británico, Rishi Sunak, ha animado a mantener el apoyo incondicional a Ucrania, porque la rendición que espera Putin «nunca ocurrirá», mientras que el presidente francés, Emmanuel Macron, ha considerado igualmente que solo con la ayuda de sus aliados Kiev podrá resistir a la capitulación. CRISIS ALIMENTARIAS África denuncia que la guerra ha dado lugar a crisis alimentarias Por Estonia, la primera ministra Kaja Kallas ha recordado, con una vivencia familiar, que Rusia no ha pasado página a su historia imperialista, que su país sufrió durante medio siglo y de la que su madre, deportada siendo bebé a Siberia, fue una víctima directa. Del lado latinoamericano, el presidente chileno Gabriel Boric ha defendido que por respeto a la legalidad y no por cuestiones ideológicas hay que estar con Ucrania, pues en esto se está jugando la supervivencia del sistema internacional, mientras que su homólogo argentino Javier Milei ha considerado que la paz está directamente relacionada con el comercio y la prosperidad. Más sobre el terreno han sido las intervenciones de los mandatarios de Kenia y Ghana, que han recordado que las empobrecidas poblaciones de sus países han sufrido directamente este conflicto por el aumento desmedido del precio de los cereales y de los fertilizantes para las labores agrícolas, lo que ha dado lugar a crisis alimentarias en varias partes de África. VE APROPIACIÓN ILEGÍTIMA El presidente keniano William Ruto ha sido el único que hizo una crítica a los países occidentales presentes en la sala, señalando que se habían apropiado de forma ilegítima de los activos rusos y que esto era tan reprensible desde el punto de vista legal como la agresión de Rusia contra Ucrania. PROPUESTAS PARA REDUCIR RIESGO NUCLEA La cumbre continua este domingo con mesas redondas en las que los presidentes y delegaciones de un centenar de países intentarán plantear propuestas claras para reducir el riesgo nuclear por esta guerra, encontrar vías para que impacte menos en la seguridad alimentaria y plantear ideas en favor de los prisioneros de guerra y para que los adultos y niños deportados por Rusia a los territorios que controla sean devueltos a Ucrania. sp-am

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *